Publicación Pedida: Monumento al Gral. José de San Martín. MOACH –Patrimonio cultural de Chivilcoy

Publicaciones Pedidas

Los ideólogos conocen la importancia que tienen las estatuas, los nombres de las calles y todo aquello que suene a raíces y a historia en la vida de los pueblos. Derribarlas, destruirlas, pintarlas o grafitearlas no es “borrar el pasado”, a lo sumo, entraña una nueva conciencia histórica, una disputa con el mismo. Ellas personifican una conexión con el pasado, son sus huellas, el lugar simbólico dado en el espacio público; un espacio que también conforma el entorno urbano de nuestra vida cotidiana. El lenguaje de la memoria se expresa a través de múltiples medios. Entre ellos, la estatuaria, ligada a la pedagogía cívica. No todos los que participaron en nuestra historia se han convertido en sujetos susceptibles de «monumentalizarse». La historia ha sido muy selectiva en ese sentido pero sin duda San Martín se ha convertido en uno de los protagonistas más presentes.

¿Qué sucedió en Chivilcoy? Nuestra ciudad no estuvo ajena al fervor sanmartiniano. Así una calle fue designada con su nombre, escuelas, se inauguraron bustos, tal es el caso del Colegio Nacional o Escuela Normal.

Allá por 1943 -hace hoy 79 años- en la gestión municipal de Jorge Dayraut, se puso la piedra fundamental para un monumento que celebrara a San Martín y su campaña en la Plaza 25 de Mayo (f.1). Durante años se apeló a la “colaboración patriótica” en las escuelas y población en general. Todo el que podía aportaba piezas de bronce para su construcción.

Hubo propuestas que no prosperaron, como la Juan Carlos Oliva Navarro quien ofreció obsequiar el trabajo de la estatua pero había que hacer el pedestal y juntar dinero para los materiales. Otra, del escultor Zuretti (f.2). En la década del 70 hubo un proyecto para erigir una estatua ecuestre de bronce, auspiciada por el diputado nacional Dr. Eduardo Massolo, frustrada por el golpe de Estado.

Luego de años de espera, no sin dificultades, en 1978 y 1979 se trabajó con más intensidad. El intendente de entonces tomó la decisión de erigir el tan deseado monumento. Se constituyó la Asociación Cultural Sanmartiniana y para esa misión se convocaron los directores de escuelas secundarias (S. Marzik, N.Bond, AM. Falivene, T. Abad) quienes junto a otros vecinos (H. Tribuzzio, E. De Francesco, F. Menta …) dieron impulso a la tarea. El profesor de la Escuela de Artes Visuales Arturo L. Castaldo se acercó a la Municipalidad para ofrecer su trabajo. Luego de algunas conversaciones, presentó dos proyectos para el monumento. Después de deliberar sobre ellos se aceptó el más modesto el cual sería financiado por el Municipio y el pueblo.

Así, el viernes 17 de agosto de 1979 -hace 43 años- en el transcurso de una ceremonia oficial, presidida por el intendente municipal Ing. José María Ferro, se llevó a cabo en la plaza principal la inauguración del monumento al General José de San Martín que actualmente podemos contemplar . En un clima festivo, asistieron autoridades municipales y provinciales, efectivos militares y delegaciones escolares y vecindario. La vieja deuda de Chivilcoy estaba saldada.

La estatua es una pieza escultórica de cemento, pertenece al artista plástico y docente argentino, Arturo Luis Gastaldo. La estructura del monumento, estuvo a cargo de la empresa constructora Rodríguez Carmona y Perroud.

El 30 de agosto de 1980 en la parte posterior del monumento, se procedió a plantar un retoño del pino de San Lorenzo (f.4); depositándose además, tierra de Yapeyú, del campo de San Lorenzo y de Boulogne- sur- Mer, ciudad francesa, donde falleció el general San Martín el sábado 17 de agosto de 1850. Hicieron uso de la palabra el secretario de gobierno municipal, Héctor Massino; el presidente de la Asociación Sanmartiniana, Francisco Menta; el profesor Sebastián Marzik entre otros. Asistió al mismo el intendente de San Lorenzo. Los soldados del cuerpo de Arribeños del Regimiento 6 de Mercedes rindieron los honores correspondientes.                                                                                                     

Moach- 17-VIII-2022.-                                                                                                                                                                                                                              

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *